El pensamiento de un hombre.

Cada cierto tiempo el hombre se ve obligado a hacer cierta introspección de lo que ha hecho de su vida, si es que este hombre quiere llegar a tener un mayor conocimiento de sí mismo.

Cada hombre tiene la capacidad de elegir y planificar su vida como un arquitecto del destino, puede mover sus fichas, construir sus bloques y hacer su formación de emociones, hasta llegar a tal nivel que todo se va aclarando y de pronto todo va tomando forma. Al principio nadie le encuentra forma a lo que haces, llegan las críticas, los cuestionamientos, las miradas fijas de la envidia y el sometimiento del mal augurio. Pero una vez que va pasando el tiempo, no solo todo toma forma, si no que se van dando cuenta que fuiste el autor de una obra de arte.

En este proceso, el hombre se cuestiona si está haciendo las cosas bien, como va su vida laboral, como va su espíritu, su calidad humana, si es buen hijo, buen amigo, buen novio, esposo, padre.

Dependiendo de cómo hayas vivido esa vida, va a ser proporcional a la calidad de tus pensamientos, en este caso, de pronto todo se torna gris, las nubes empiezan a cerrarse cada vez más, los problemas empiezan a invadir la mente humana:

– Tuve un día difícil en la oficina… Las cosas no estaban saliendo como pensaba, he descuidado mucho a mis amigos porque cada vez tengo más ocupaciones, ya difícilmente me queda tiempo para procurar a esas personas que compartieron emociones conmigo.

-Mis padres, ja ¡hay mis viejos!,Sé que están en casa y una llamada al mes o la semana me hace apaciguar mi ansiedad por saber cómo se encuentran, que todo sigue igual y la voz de mi madre me hace notar con claridad la resignación a una vida que muy lejos de ser construida por convicción y emoción, es una vida construida con puro tabique cargado de conformismo y rutina.

Mi viejo, cada vez más enojón y más hermético que nunca. Espero no ser así con mis propios hijos.
-Mi novia, cada vez la veo menos, cada vez nos hablamos menos y siento que ya se subió en un barco que no está amarrado a tierra, ahora solo me puedo dar cuenta, de cómo se va alejando, de pronto volteas las buscas con la mirada, y ya no está… hay, mi novia hermosa.

Los problemas en el trabajo, gracias a Dios y la virgencita van saliendo solos, solo era cuestión de tomar cartas en el asunto, concentrarme más y ponerle ¡actitud! Esa palabra me causa un poco de risa porque la escucho tanto y la leo tanto y al mismo tiempo la ignoro tanto… ja “actitud”.
Mis amigos queridos:-solo les quiero decir que aunque no esté ahí físicamente con ustedes, sepan que los quiero y que así como ha habido personas que se borraron de mi vida también hay personas como ustedes que indudablemente se quedaran por siempre y ya son parte de una estructura sólida llamado recuerdo.
Mis viejos adorados:-sus caras cansadas, sus manos maltratadas por el tiempo y por tanto trabajo.
No sé si es mi imaginación pero cada vez que los veo en la cena de navidad o año nuevo los veo unos centímetros más pequeños. Quiero que sepan que los adoro y aunque a veces los ignoro y muchas otras veces estoy con ustedes por estar, quiero que sepan que tienen toda mi gratitud, todo mi respeto, admiración y definitivamente todo mi amor.

Y mi novia hermosa: – la mente del hombre es demasiado compleja en este campo, hay tantas armaduras de diferentes colores y tantos modelos que escoger para poner trabas para que una buena relación camine bien, ¿Por qué es tan difícil tener buenas relaciones humanas? ¿Por qué la llama se tiene que ir apagándose y porque uno se tiene que quedar sentado viendo cómo se apaga?

Hermosa de mis ojos:

  • ¿Qué hago si busco tus ojos y te volteas?
  • ¿Qué hago si te llamo y no contestas?
  • ¿Qué hago si ya no brilla tu mirada ni sonríe tu alma?
  • ¿Qué hago si tu luz se opaca… cuando estas junto a mí?

El pensamiento de un hombre, puede llegar a ser esa mano que nos acaricia, o esa arma que nos vuele la mitad del cráneo. Todo depende de cómo viviste, como lo asimilaste y cuánto tiempo te quedaste varado.
Al día de hoy, ya tengo la pistola en la cien. Perdónenme amigos, viejos adorados y novia hermosa.