EL MAR DE MIS PENSAMIENTOS

Definitivamente el mar es profundamente más grande e infinitamente más poderoso que yo, pero pienso que solo por tener el valor de entrar ahí y por lo menos tratar de luchar unos segundos con él, es mi manera más pura de expresarte mi interés y mi amor por ti.
-Mi amor me duelen los brazos de tanto romper olas
Me duelen las piernas de tanto ir y venir con la marea
Me duele el pecho de tanto golpeteo de las mismas olas, que al parecer se defienden ante mi inminente violación a su espacio.

Pero lo que más me duele eres tú, que al ver mi gran batalla que sostengo con aquel gigantesco monstruo azul, te quedas ahí, parada, viendo, como esperando que mis brazos cedan, mis piernas colapsen y mi pecho entre en vicisitud.